HORARIO

Centro veterinario desde el año 1983
HORARIO: Lunes a Viernes: 10:00 a 14:00 - 17:00 a 20:00 // Sábado: 10:00 a 14:00 // Domingo y Festivo: 11:00 a 13:00 - Urgencias veterinaria 676 086 086

Síguenos

13 octubre, 2015

¿Está su perro marcado emocionalmente?

Cómo saber si las malas experiencias están haciendo a su perro temeroso o agresivo, y qué hacer al respecto.

Cuando se va a una protectora de animales, y usted ve aun perrito triste y desnutrido, queda encantada en poder adoptarlo. Pero después de unos días, empieza a demostrar signos de miedo y agresividad hacia los perros.

Tiene miedo de todo y de todas las personas. Tiene miedo a los contenedores de basura, a los coches aparcados. La gente puede ver a su perrito muy bonito y agradable y caminan hacia el y quieren acariciarlo. El irá hacia atrás con los ojos abiertos, ladrando o gruñendo y nervioso e intentando esconderse detrás de usted.

Sabía usted que los perros temerosos pueden progresar desde estar gruñendo, erizarse, gruñir y morder. De hecho, el miedo y la agresión son los principales problemas de comportamiento que afectan a los propietarios de los perros, de acuerdo con los veterinarios que se especializan en el comportamiento animal y los psicólogos caninos.

Pregunta: ¿Es cierto, que como mucha gente cree, los perros temerosos o agresivos han sido emocionalmente marcados por los abusos del pasado o el maltrato?

Respuesta: De vez en cuando, pero rara vez. Algunos perros tienen una predisposición genética a tener miedo. Así como la gente que puede ser muy tímida o a ser sociable, los perros son lo mismo. El escenario típico implica una pobre socialización durante un período crítico de desarrollo entre las tres semanas y las dieciséis o veinte semanas.

Un gran problema que nos encontramos con los perros, es la forma en que están planteados inicialmente. Cuando un perro es un cachorro, incluso antes de las 20 semanas de edad, tienen que aprender cómo es la gente, quienes son la gente grande y quienes la gente pequeña. Ellos tienen que aprender cómo son los otros perros. Ellos tienen que aprender cómo son los diferentes tipos de ambientes, los que son cómodos para estar en las situaciones a medida que crecen.

Debido a que era un perro callejero, usted nunca sabrá la verdad sobre sus primeros meses. Sin embargo, después de consultar con un veterinario conductista y un psicólogo canino, usted puede creer que el perrito se perdió en esta exposición valiosa. "El perro probablemente estaba en una caja en el apartamento de alguien todo el día y nunca se ha socializado.

El perro temeroso

Los perros pueden temer a una persona que se acerca, a un ruido, a un relámpago y al trueno, o a cualquier recuerdo de una experiencia traumática. "El miedo es algo que está ocurriendo que el perro no entiende, y hace que el perro esté incómodo.

¿Qué pueden hacer los propietarios?

Aprenda a reconocer cuando su perro tiene miedo. Hay todo un mundo de lenguaje corporal del perro que la mayoría de los dueños de los perros no tienen ni idea acerca de que es.

El miedo, la ansiedad y el estrés como retirarse o esconderse. La retirada no significa siempre huyendo. Se puede agachar, mover hacia atrás, tratando de hacer pequeño su cuerpo. Se puede decir que la cara y la cabeza son las únicas cosas que quiere esconder. A veces, significa que la cabeza se cae o se flexiona hacia un hombro, o los ojos apartarlos hacia abajo.

Intente leer lo que su perro está tratando de decirle. Pero con demasiada frecuencia, los dueños pueden hacer lo contrario. El perro no quiere ir, lo retiene con la correa, así que, ¿qué hacemos? Lo arrastramos hacia delante.

Evite las situaciones que desencadenen el miedo de su perro.

"Usted no lo coja y lo ponga en medio de todo lo que está causándole el miedo.

Por ejemplo, si un rayo y el trueno aterrorizan a su perro, no lo deje cerca de un gran ventanal durante una tormenta. En su lugar, ponga a su perro en una habitación interior y encender una radio para ayudarle a ocultar el sonido.

Muchos perros también están asustados de los niños. Los niños miran, la mirada es la 'amenaza', ellos tienen sus manos, que están a nivel de su cara, un perro que no sabe lo que es un niño, tiene mucho miedo. O los agarrarlos por el cuello, y el perro no sabe quien es el niño, y se pregunta: ¿Por qué me estás agarrando por el cuello?

Puede limitar el contacto de su perro con los niños. Pero por supuesto, eso no es siempre posible.

Cuando los niños corren hacia su mascota durante los paseos, el perro se asusta. Al trabajar con expertos en perros, usted aprenderá a dar a su perro el espacio necesario para poder respirar. Usted se moverá entre el niño y el perro, creando una barrera con su cuerpo y la mano del niño tratará de tirar de su perro. Entonces usted le permitiría a su perro de poder dar el primer paso. Dejé que su perro realice la llamada acerca de cómo se sentía cómodo con este niño. Yo no dejaría que un niño corriera hacia mi perro, porque eso le asustaría, y yo no quiero que un niño sea brusco con el.

Vincule el mal con el bien para crear nuevas asociaciones en la mente de su perro.

Puede trabajar con varias técnicas en muchas situaciones diferentes. Si a su perro algo le atemoriza, utilice "contra-acondicionamiento", o "vincular lo malo de la cosa con lo bueno de algo fabuloso, como los alimentos o los juguetes.

Por ejemplo, si su perro teme a una cierta persona cuando viene a su casa, por ejemplo, los hombres con sombreros, no les deje acariciar a su perro. En su lugar, les pedimos que lo alimenten con una golosina . Con el tiempo, tu perro asociará a los hombres extraños con sombreros con algo placentero.

No castigue a un perro temeroso.

Nunca es una buena idea, ni nunca se debe hacer el golpear a tu perro o utilizar el refuerzo negativo para tratar de ayudar a superar el miedo, dicen los expertos. Si tu perro tiene miedo de usted, ¿cómo podría pensar que lo vas a mantenerla a salvo?

En cambio, establezca una buena relación estructurada en el refuerzo positivo con su perro. Enséñele a su perro un truco, y entonces recompénsele con una golosina sabrosa.

Usted establece este paradigma donde el perro le contempla para la instrucción y refuerzo y comienza a verle como la “seguridad ”, y esto es la llave al miedo que se cambia por estar " seguro ", y esa es la clave para cambiar el miedo. Si el propietario no se considera "seguro" en la mente del perro, el perro tratará de mantenerse a salvo y así es como sube la escalera de la agresión.

El perro agresivo

Los perros actúan agresivamente por muchas razones, incluyendo la protección de su comida o el territorio y el poder proteger a sus crías. Pero los perros temerosos pueden convertirse en agresivos porque han aprendido que un gruñido o el mordisco hacen que la gente retroceda rápidamente.

La agresión es un intento de causar daño. "No significa que el perro es malo. Esto no quiere decir que el perro razone y ha decidido que tiene que hacerte daño. En ese momento, él está tan excitado que neuroquímicamente él te hará daño porque está en una "lucha o huida".

La agresión puede aparecer a cualquier edad, pero a partir de las edades de uno a tres años, es cuando es más probable ver a un perro temeroso convertirse en un perro agresivo.

Reconocer la agresión de su perro.

¿Qué significa y que parece la agresión? Hay un montón de signos diferentes. Un perro que tiende a levantar su labio, gruñe, mira fijamente, levanta su pelo sobre su espalda, pone su cola muy alta cuando esto no es una posición normal para aquella cola, estas son cosas que dicen, “ yo soy una especie de enojarse aquí ”.

Otros no dan ninguna advertencia. Algunos perros no muestran señales, excepto que envisten y muerden.

Obtenga ayuda.

Porque los perros agresivos plantean la grave amenaza de morder, considere buscar ayuda profesional. Usted tiene que mirar lo que lo hace resaltar y protegerlo de cualquiera que le muestra estos signos.

Su veterinario es un buen punto de partida para el consejo. Si él o ella no pueden tratar el problema de comportamiento, una referencia de un psicólogo canino puede ser útil.

Los adiestradores de perros también pueden ayudar, pero no tienen ningún requisito de licencia. La mayoría de los veterinarios saben los adiestradores de su área, por lo que les pueden recomendar. Si utiliza un adiestrador de perros, asegúrese de que él o ella utilizan el “entrenamiento positivo”, así que utilicen recompensa, en lugar de castigo.

Esto es muy importante, porque muchos de los dueños de los perros pagan el consejo dañoso que “promueve una relación adversa con perros,” según el director de comunicaciones para la Asociación de Entrenadores del Perro.

Algunas personas piensan, "el perro está tratando de dominar, así que tengo que dominar de nuevo". Muchas veces, como los adiestradores, tenemos clientes después de que han estado siguiendo lo que han leído en Internet o lo que vieron en la televisión y terminó asustando al perro aún más, y entonces el perro actuó agresivamente.

El castigo puede ser contraproducente.

Si usted castiga a un perro cuando está mostrando signos de agresión, el perro dejará de mostrar los signos, y de repente lo que va a hacer es lanzarse.

Por ejemplo, he tratado a un perro que se comportaba agresivamente hacia otros perros. Un entrenador le había dicho a sus bien intencionados propietarios para ponerle un collar eléctrico y darle una descarga cada vez que estuviera erizado.

Lo que sucedió fue que castigaban las señales del lenguaje corporal, de las advertencias. Para cuando llegué al perro, él no advirtió nunca más. Realmente no podía leerlo bien. La única señal que tenía antes de que de plano se lanzara contra otro perro, era que sus pupilas se dilataban.

El lenguaje corporal agresivo sirve a un propósito útil. Ese perro te está dando un montón de advertencias, y ahora usted puede intervenir y redirigir el perro rápidamente a un comportamiento adecuado o empezar a contrarrestar la condición.

Para algunos perros, la vida es terrible. Algunos de ellos necesitan calmantes que disminuyen la ansiedad generalizada para que pueda empezar a aprender, como los snacks con lavanda y manzanilla, que ayudan a tranquilizar y relajar al perro. Con un perro calmado, se puede empezar una buena educación, una modificación de conducta o un adiestramiento.

Etólogo Canino: doctorleuka@gmail.com


Centro Veterinario Leuka

No hay comentarios:

Publicar un comentario