HORARIO

Centro veterinario desde el año 1983
HORARIO: Lunes a Viernes: 10:00 a 14:00 - 17:00 a 20:00 // Sábado: 10:00 a 14:00 // Domingo y Festivo: 11:00 a 13:00 - Urgencias veterinaria 676 086 086

Síguenos

02 febrero, 2016

¿Por qué mi perro tiene los ojos rojos?

Los ojos rojos hace que el ojo del perro se inflame y por eso se vea de color rojo. Esta inflamación puede deberse a varios factores, incluyendo el exceso de sangre en los párpados (hiperemia) o en los vasos sanguíneos del ojo (vasculatura ocular). Esto ocurre cuando los vasos se expanden en respuesta a factores extraoculares o intraocular (fuera y dentro del ojo, respectivamente), inflamación, o una acumulación pasiva de la sangre.

Los signos más comunes de los ojos rojos en los perros son el enrojecimiento y la inflamación que afecta a uno o a ambos ojos.

Hay varios factores que pueden contribuir a los ojos rojos en un perro, como la inflamación de los párpados, la córnea, la esclerótica, la conjuntiva, el cuerpo ciliar y el iris. Otras causas incluyen:

Glaucoma; Presión ocular que provoca dolor e inflamación del ojo; se trata con gotas, pero se aconseja implantar a través de una operación un stent para drenar la zona.

Epiescleritis; Es una inflamación de los vasos sanguíneos que se trata con eteroides.

Uveítis; Es una inflamación del ojo debido a un trauma o como reacción a una infección en otra zona del cuerpo, se administran gotas de esteroides para aliviar los síntomas.

Conjuntivitis; Ocurre debido a una enfermedad autoinmune, pero también a causa de una infección o trauma que se trata con antibióticos.

Neoplasia; Es un tipo de cáncer que afecta a los ojos provocando dolor e hinchazón, luego de confirmado el diagnostico puede requerir de quimioterapia o cirugía.

Cómo diagnosticar el ojo rojo

EN nuestro centro veterinario le haremos un examen físico completo a su mascota, incluyendo un perfil químico de sangre, un hemograma completo, un análisis de orina y un panel de electrolitos. Usted tendrá que dar un historial completo de la salud de su perro, el inicio de los síntomas y los posibles incidentes que pudieron haber precipitado esta condición.

El ojo rojo es a menudo un síntoma visible de una enfermedad sistémica subyacente, a veces de carácter grave. En consecuencia, un análisis de sangre es esencial para descartar o confirmar un trastorno subyacente.

Con el fin de descartar el cáncer y las causas infecciosas de los ojos rojos, se puede utilizar imágenes de rayos X para hacer una inspección visual del tórax y el abdomen. También se puede realizar imágenes de ultrasonido del ojo y una tonometría - medición de la presión dentro de los ojos con un tonómetro.

Si hay descargas de pus del ojo, o alguna enfermedad a largo plazo, su veterinario realizará un cultivo de bacterias aeróbicas y un perfil de sensibilidad.
Su veterinario puede optar por realizar otras pruebas como la prueba de Schirmer para verificar la producción normal de lágrimas, una citología (microscópico), un examen de las células de los párpados, la conjuntiva, la córnea, y una biopsia conjuntival (muestra de tejido) para descartar conjuntivitis crónica o lesiones en masa.

Una tinción de la córnea con fluoresceína, que utiliza un medio de contraste no invasivo para cubrir el ojo, hace que las anomalías sean más visible bajo la luz, también se puede utilizar para la detección de materias extrañas, ulceración, arañazos, y otras lesiones en la superficie del ojo del perro.

El Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa subyacente de la enfermedad ocular, pero en general, el tratamiento será en forma ambulatoria. En la mayoría de los casos, los perros tendrán un collar isabelino que les impide rascarse durante el tratamiento.

Si en el fondo se encuentran úlceras cornéales, o se diagnostica glaucoma, la cirugía para reparar el ojo puede ser necesaria.

Mantenga a su perro en un ambiente limpio, seguro donde no pueda dañar sus ojos. De igual forma, es importante evaluar el progreso de su mascota.

Si tu perro lleva más de un día con los ojos irritados o bien muestra señales desde un primer momento de que tiene una afección, venga con su perro a nuestro Centro Veterinario Leuka. Le realizaremos con un oftalmoscopio para realizar un diagnóstico, ver el grado de irritación o inflamación que tiene y también le tomaran la presión ocular con un tonómetro para descartar un posible glaucoma.

Centro Veterinario Leuka


Urgencias Veterinaria 676 086 086 

No hay comentarios:

Publicar un comentario