HORARIO

Centro veterinario desde el año 1983
HORARIO: Lunes a Viernes: 10:00 a 14:00 - 17:00 a 20:00 // Sábado: 10:00 a 14:00 // Domingo y Festivo: 11:00 a 13:00 - Urgencias veterinaria 676 086 086

Síguenos

28 septiembre, 2015

Inteligencia y Comunicación Canina - 2

El cerebro del perro, como el de la mayoría de los mamíferos, es capaz de pensar, aprender y recordar. Mientras el cerebro controla el aprendizaje, las emociones y la conducta, el cerebelo controla los músculos. El tronco cerebral está conectado con el sistema nervioso periférico, que recorre todo el cuerpo. Unas sustancias químicas, denominadas neurotransmisores, se encargan de transferir información en el interior del cerebro. Estos mensajeros químicos están regulados, y condicionados, por numerosos factores, entre los cuales se incluye el estado hormonal del perro e incluso la dieta.

Aprendizaje y Memoria

El cerebro del perro le permite aprender de dos formas deferentes; la primera, mediante el denominado “condicionamiento clásico”, se basa en la realización de las asociaciones básicas; la segunda, denominada “condicionamiento instrumental” u “operativo”, que consiste en asociar actos y consecuencias.

De todo el trabajo realizado por el fisiólogo ruso Pavlov (1839-1936), probablemente lo mas conocido sea su estudio de los reflejos condicionados del perro. Pavlov descubrió el condicionamiento de forma accidental mientras investigaba la digestión. Necesitaba recoger muestras de saliva de sus perros de laboratorio, y para estimular la salivación, se le ocurrió colocar harina de carne en el interior de la boca del perro. Pronto descubrió que el perro empezaba a insalivar nada más ver al investigador, anticipándose al hecho de que éste venía a introducir harina de carne en su boca.

Pavlov probó a asociar otros estímulos, como el sonido de una campanilla y la carne, y comprobó que el perro llegaba a insalivar al percibir dichos estímulos, incluso con la ausencia de la carne. Cualquier propietario habrá observado asociaciones como éstas, sobre todo cuando entra con su perro en la cocina.

Tal vez sea aún más importante a este respecto el trabajo del psicólogo B. F. Skinner (1904-1990), que demostró de forma irrefutable la capacidad del perro para aprender a modificar o adaptar su conducta de acuerdo a las experiencias pasadas y a las consecuencias de sus acciones.

Gracias a este descubrimiento, hoy es posible adiestrar a los perros mediante técnicas cada vez más refinadas, que parten de la base de que el perro puede tomar decisiones, utilizar su memoria para recordar hechos y reconocer personas u objetos y comunicar sus intenciones, si bien no de forma verbal como nosotros.

El Lenguaje de los Gestos

El lenguaje gestual del perro se asemeja mucho al del lobo. No obtante, los rasgos faciales, las dimensiones y forma del cuerpo y la longitud del pelo se han modificado tanto en el perro que actualmente resulta mucho más difícil reconocer los gestos lobunos.

Por regla general, cuando un perro está relajado y tranquilo, cualquiera puede notarlo debido a su postura relajada y a la expresión neutral de su rostro. Sus orejas estarán en la posición normal de cada raza, su cola colgará, más bien baja, y su cuerpo en general no parecerá ni agachado ni estirado. Tal vez tenga los ojos entrecerrados, los músculos del cuello y el morro se notarán relajados.

Un perro que se siente seguro de sí mismo, si está tratando de ejercer algún tipo de autoridad o de dominar a otro perro, ofreceré un aspecto muy diferente. Tratará de parecer al otro lo más corpulento y fuerte posible, con las orejas erectas, la cabeza y el cuello enderezados y el cuerpo en general levemente arqueado y preparado para atacar.

La Cola

La cola de un perro expresa con claridad su estado de ánimo y sus intenciones. Normalmente, si la lleva alta, significa que se siente seguro, excitado o incluso dominante, auque algunas razas llevan la cola alzada de forma permanente.

En general, cuando mueven la cola es para expresar alegría o excitación. No obstante, una cola totalmente recta y vertical que se agita trazando movimientos cortos y rápidos pueden indicar que el perro está mostrándose dominante, y si la cola en movimiento está baja y se ondula de forma lenta y cadenciosa, puede significar que el perro no está sintiéndose seguro. Los propietarios de perros agresivos suelen observar que su perro estaba meneando la cola cuando se produjo el ataque.

La cola refleja hasta tal punto las emociones de un perro que cuando se amputa se está privando al perro casi por completo de la capacidad de expresarse. La caudectomía no debería practicarse jamás si no es por motivos de salud. Lo mejor es poder estudiar y observar a tu perro para poder conocerlo y saber su estado de ánimo y sus intenciones.

Los Mensajes Sonoros

Los perros modulan su voz para producir sonidos muy diversos: lloriqueos de cachorro, ladridos profundos o ladridos de amenaza, gruñidos o ronroneos de placer, gemidos de impaciencia o alegría, gemidos y aullidos de dolor, ladridos agudos o aullidos destinados a llamar la atención, etc..

Algunos perros entonan aullidos como cantando, herencia de su antepasado el lobo. Cada lobo posee un aullido personal e inconfundible. Los perros ladran más a menudo que los lobos, y utilizan el ladrido en circustancias mucho más diversas, dándoles diferentes significados.


Etólogo Canino: doctorleuka@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario